Jards Macalé, muy bien y en vivo

Artista gana box con grabaciones en vivo realizadas entre 1977 y 1983. Muchas de ellas inéditas

Jards Macalé es el tipo de artista que no puede ser oído con poca atención. Nada en él o en su trayectoria es obvio. Por eso, siempre que la demanda de un mayor tiempo para hacer la crítica de cualquiera de sus discos. Aún más cuando son cuatro, tres de ellos inéditos.

El box Jards Macalé en vivo rescata a los registros históricos. Como el del show de lanzamiento del disco Contrastes (1977).

Publicado por el sello Discobertas, capitaneado por el investigador Marcelo Fróes, trae, además, una rara presentación: para los internos del La cárcel de la Papudaen Brasilia, el 11 de septiembre de 1978.

— Este proyecto es el resultado del trabajo en el acervo de Macalé. Faltaba hacer este box con conciertos memorables y que cuenta cómo él se apartó de las discográficas y se convirtió en independiente — explica Fróes.

Documento histórico

La caja todavía trae La vuelta a la Victoriagrabado en el Teatro Carlos Gomes, en 1981. Y también el encuentro en directo en el estudio con el percusionista Naná Vasconcelos (Lets Play Thatde 1983).

Como la mayoría de los registros históricos — algunas de las grabaciones provienen del acervo particular de Macalé —, la calidad de sonido no se compara con la calidad y la importancia de las actuaciones. El que no importa mucho.

Los cuatro conciertos de Macalé

La cárcel de la Papuda

De los cuatro conciertos, el más interesante es el grabado en la Cárcel de la Papuda (1978). Macalé desfila una serie de canciones del repertorio del también genial Moreira da Silvacon quién excursionava en la época.

Jards Macalé Canta en la Cárcel es una deliciosa, modesta e improvisado homenaje al maestro del samba de breque.

Acertei en Miles, Mira el Padilha y Sí o Novalen dejar de lado cualquier deficiencia en la calidad de audio. Macalé & Cia aparecen en plena forma. Y parecen estar divirtiéndose en divertir a una audiencia nada común.

Los comentarios entre las canciones son una debochada viajeasí como cantar Tribunal Criminal para los internos. Impagavelmente imperdible!

Contrastes en Vivo

Contrastes en Vivo marca el lanzamiento del disco homónimo. Fue grabado en el Teatro Teresa Raquel, en Copacabana (actual Teatro NET Rio).

En él, vemos a un Macalé más serio. Sin embargo, no menos anárquico y maldito, con sus armonías complejas y acordes disonantes y sorprendentes saliendo de su guitarra.

Son 22 canciones (CD doble) en formato estrado y guitarra, en un registro mucho más profesional que el recogido en la cárcel.

El trabajo de edición y masterización mejora la calidad de las canciones y la gran nterpretação del artista.

La Vuelta a la Victoria

La Vuelta a la Victoria (1981) ayuda a redactar un marco melódico, loco y lírico de Macalé. Luego de la apertura, La Mejor Cosa del Mundo (Jards Macalé/Xico Llaves) es un gran ejemplo de esta mezcla. Así como la oda bossanoviana Chega de Saudade (Antonio Carlos Jobim/Vinicius de Moraes), que cierra el disco.

En medio de él, el escrachado samba de breque Se quita las Gafas y Recoge el Hombreasociación de Jards y Moreira da Silva. Cuenta la historia de la prisión de Macalé, años antes, por haber cantado canciones que no estaban en el guión de los censores — cosas de la dictadura militar.

Estaba acostado en mi apartamento
Durmiendo tranquilamente
Entregado a los brazos de la que ha permitido a morfeo
Cuando llegó un fariseo...
Uno solo no, eran unos diez, o veinte, espadaúdos
Hombres que daban la impresión
De terreno de diez de frente
Por veinte y cuatro de fondos
Que fue diciendo: "levántate, que ya es hora
La hora es esta, vamos pronto, sin demora"
Me quedé asombrado y llamé a Morengueira
Que estaba alojado en el mismo hotel
Y me fui diciendo: "¡oh, Chico, ven aquí!
El hombre me quiere hablar."
Yo voy a cumplir con mi papel
Es su destino, está escrito allí en el cielo...
A esta altura, pobre de mi corazón:
Allí me esperaba, de puerta abierta, un camión de la policía
Y allí estaba yo, con mi hermano Moreira
Fuimos cantando, tomando en broma...

Let's Play That

El CD que cierra el cuadro es, quizás, el menos interesante, Let's Play That. No por su calidad, sino por ya haber sido lanzado en 1994, a pesar de haber sido grabado en 1983, en un climão de jam session en el estudio, entre Macalé y el percusionista Naná Vasconcelos (1944-2016).

En ese registro, la calidad de sonido es impecable y los resultados, inspirados. Todo costeado por uno de los socios del Punto Frío!

Una historia extraña para un disco que merecía ser (re)descubierto.

— Yo y el Naná siempre quisimos grabar un disco juntos. Yo lo conocí en "Gotham City"en el Maracanazinho; la gente estaba ensayando, tal cosa y, luego, de repente, de arriba del escenario miré y vi, tenía aquel hombre allí, ya haciendo percusión: "¿Puedo entrar en esa?". Me dijo: "estás invitado". Fue ahí que nos conocemos y hemos hecho una gran amistad — revela Macalé.

Let's Play That trae composiciones en solitario y colaboraciones con Xico Claves, Jorge Mautner y Fausto Nilo, entre otros. La excelencia de los músicos es de manera brillante separada de las diez canciones del álbum.

Una vez más, la elegancia disonante de Macalé se hace protagonista. Esta vez con la lujosa compañía de la percusión loca de Naná Vasconcelos. El disco es tan diferente que tal vez la música menosincomum se llame Extraña (Jards Macalé/Xico Llaves).

Cuando yo nací
Un ángel loco
Un ángel suelto
Un ángel torto, muy
Vino a leer mi mano
No era un ángel barroco
Era un ángel muy flojo, flojo, flojo
Loco, loco
Con las alas de un avión
Y he aquí que el ángel me dijo
Apretando mi mano
Entre la sonrisa de dientes
Vaya bicho, desafinar el coro de los contentos

Let's play that

Para escuchar con atención y reverencia

Jards Macalé en vivo reúne 53 pistas. Abraza un período de los más ricos en la trayectoria de uno de los artistas más inquietos y creativos de nuestra música.

Los conciertos incluidos en este cuadro son aquellas obras para ser escuchados con atención, reverencia y respeto.

Como mencioné, la calidad de sonido puede no ser 100% perfecta. Pero eso le da un encanto y valor aún mayores a los registros.

El legado de Jards Macalé

Macalé ya es tema de otra (gran) caja del sello Discobertas (Años 70). Lanzada en el año 2016, que reúne sus dos primeros discos, rellenos con algunos demos y canciones en vivo. También trae otros dos CDs con grabaciones raras, muchas veces tomadas de las viejas cintas de cassette.

Sin embargo, el legado de Macalé va más allá de su propia obra de autor. Él fue el responsable, por ejemplo, por los arreglos del gran Se follagrabado por Caetano Veloso durante su exilio en Londres.

Su trayectoria ha sido objeto de dos documentales. Por desgracia, la falta de un registro histórico y personal de la carrera del señor Jards Xviii da Silva. A los 75 años de edad, él tiene mucha historia para contar. Y mucha gente quiere y necesita escuchar.

El rescate de su legado musical en los últimos años viene ganando una legión de jóvenes fans. No se hacía la idea de que un sonido tan innovador pudiera ser producido en una década (para ellos) tan lejano.

Esperemos que este rescate continúe. Y que Macalé no deje de producir.

Cita: ****

PS: Macalé es un apodo dado por cuenta de la falta de habilidad del joven Jards en el fútbol. Los amigos lo comparaban a un jugador del Botafogo llamado Macalé, que podía jugar mucho o ser el pata de palo de las partidas. En el caso de Jards, en la mayoría de las veces, el pata de palo.

Una versión de este texto fue publicada en la Revista Ambrosia

Translated by Yandex.Translate and Global Translator

Anuncios

Deja una respuesta

Este sitio web utiliza el Akismet para reducir el spam. Aprende como sus datos de clientes son procesados.